"Escribir es la manera más profunda de leer la vida" Francisco Umbral


No se es poeta por saber leer, ni renombrado escritor por saber escribir. Los grandes hombres son los que saben, se proponen metas, se esfuerzan y las alcanzan.

jueves, 27 de enero de 2011

Nunca digas siempre

Tu princesa
dulce caramelo
de tu corazón presa
utilizaste buen camelo.

Niña de tus ojos
siempre sonriente
de olvidarte muy lejos
contigo resplandeciente.

Tuyo era
mi deseo infinito
para ti entera
amor estaba escrito.

Razón para vivir
siempre junto a ti
no me voy a ir
te lo prometí.

Te amaré siempre
decías muy seguro
te querré siempre
yo te lo juro.

Me hiciste volar
pude soñar
pero forzosamente
tuve que aterrizar.

Todas tus promesas
fueron a la basura
volaron como cometas
en una noche oscura.

No sé qué pasó
no sé qué hiciste
pero mi corazón
ahora está triste.

Me duele decirlo
duele lo que tengo en mente
pero no vuelvas a repetirlo
nunca digas siempre.

 

2 comentarios:

Marco Ramírez dijo...

En ocasiones es muy fácil hacer promesas, pero cuando hay que cumplirlas no siempre se tiene la fuerza o el interés para hacerlo.

Bello poema, Amiga.

Un aplauso a tu talento.

Me gustaría poder escribir cosas tan bellas como las que tú escribes.

Saludos.

Magdalena dijo...

Esa es la razón por la que a mí no me gusta hacerlas. Es tan grande el peso de una promesa y lo que la otra persona confía en ella que si no se cumple... :S Solo prometo las cosas si en verdad me siento capaz de realizarlas... en este caso yo sí que cumplí la mía, pero por la otra parte no sucedió lo mismo.

Por otro lado; Cada uno escribe lo que su corazón le dicta y créeme Marco cuando te digo, que a mucha gente le gustaría escribir con la pasión, el talento y la calidad con que tu lo haces. Es un verdader placer pasearse por tus escritos. No tienes nada que envidiar a nadie, y mucho menos a mí =)

Un beso.