"Escribir es la manera más profunda de leer la vida" Francisco Umbral


No se es poeta por saber leer, ni renombrado escritor por saber escribir. Los grandes hombres son los que saben, se proponen metas, se esfuerzan y las alcanzan.

lunes, 31 de enero de 2011

Sale el sol, no me falles.

¡Por fin!

Estaba hartísima de todo esto, y por fin se acabó. ¿Tan difícil era decir lo siento? ¿Tan complicado era bajar del burro y reconocer que hiciste mal? No, no lo era, ¡pero es que eres tan cabezota! Supongo que no tengo que intentar comprenderlo, eres así y ya está. Lo que tu viste normal yo lo vi al revés y así siempre... Me alegro de que hayas entendido mi postura, mis sentimientos, mi dolor... me alegro de poder haber oído de una vez por todas tus disculpas.


Después de tantos días he podido contemplar el sol porque te he sentido arrepentido. Todo comienza a tener sentido de nuevo. Tu eres lo que más he querido en este mundo, pero me clavaste una espina gigante en el corazón. Esa espina, le ha envenenado y sinceramente, ya no sé lo que siento por ti. Muchos pensarán que soy idiota, pero creo que en la vida todo el mundo merece una segunda oportunidad, incluso tú, que has llegado a matarme en vida. Te perdono todo, empecemos de cero.


Los dos queremos dejar nuestros errores a un lado y seguir, pero ambos sabemos que nunca podrá volver a ser igual. Me dices que me sigues queriendo, pero después de lo que ha llovido no puedo creerte. Hubo un tiempo en que me lanzaba a tus brazos sin pensarlo, sin buscar consecuencias, era una confianza ciega en ti. Hoy, no puedo actuar igual, la verdad es que la decisión que hemos adoptado es la mejor. Ojalá podamos llegar a ser grandes amigos y pasárnoslo bien otra vez. Hoy, te doy de nuevo mi voto de confianza, y no te puedo negar que tengo miedo a enamorarme de ti tanto como lo estuve en su día. Tengo miedo a que me vuelvas a hacer daño, pero mi corazón quiere correr ese riesgo...


Todavía te necesito, pero haces que me sienta hecha un lío. Estoy muy feliz de que todo haya acabado así, por lo menos hay una intención positiva entre nosotros, y después de la gran tormenta por la que hemos tenido que pasar, es la mejor situación en la que podemos encontrarnos... pero tengo miedo, mucho miedo. Espero que esto sea el comienzo de una nueva era para nosotros, solo te pido que por favor, NO ME FALLES.

 

3 comentarios:

Marco Ramírez dijo...

Hola; Magda.

Es muy cierto lo que escribes, cuando cometemos un error y traicionamos a la persona que más se le quiere, no siempre es posible volver a confiar.
Pero muchas veces el corazón es tan necio, tan tonto, que decide intentarlo de nuevo a pesar de todo.

Me encantan tus escritos, espero que algún día me muestres como los haces, porque yo sinceramente no logro hacerlos.

Saludos y besos, Amiga.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Enhorabuena porque asì empieza el duelo del dejar ir, del Let it be

Un abrazo y gracias por invitarme

Magdalena dijo...

Muchas gracias Marco, mi único consejo es que escribas con el corazón =)

Gracias por pasarte Francisco.