"Escribir es la manera más profunda de leer la vida" Francisco Umbral


No se es poeta por saber leer, ni renombrado escritor por saber escribir. Los grandes hombres son los que saben, se proponen metas, se esfuerzan y las alcanzan.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Las dos felicidades

Chiquillo, te invito a reflexionar un ratito, cuélate en mi pensamiento. En este mundo existen dos tipos de felicidad:

Una es la falsa, la corta, la momentánea. Esa que parece tan fácil de conseguir, que nos tienta a tocarla, a vivirla, a sentirla... Esos pequeños instantes de alegría que pueden durar incluso meses. Pero, ¿qué son unos meses en comparación con toda una vida? Nada. Simples recuerdos de sonrisas. Cortos pero intensos placeres. Esa es la felicidad por la que no hay que luchar, la que nos engaña a todos alguna vez en la vida.


Y luego está la verdadera, la longeva, la eterna. Esa que es tan difícil de obtener, por la que luchas en tu vida. La meta de todos tus objetivos. Aquella por la que has creado tus valores y principios. Todos tus esfuerzos e ilusiones para llegar a ella. Pero, ¿tiene su recompensa no? Es para siempre, dulce y a su vez escalofriante. Eterna, satisfactoria...


Y ahora, hablemos de ti. Tú te has dejado engañar y has escogido el camino fácil justo cuando tenías la eternidad en la palma de tu mano... pero la aplastaste sin compasión. Está bien, acepto tu decisión. Ahora vives en tu nube de algodón, pero pronto tendrás que bajar de ella y te arrepentirás. Lamentarás no haberte esforzado un poco más. Estarás decaído y triste. Te lo di todo y lo rechazaste. Te ofrecí la gloria y sin saberlo escogiste la derrota. Traspasé mi felicidad a tu alma y cerraste la puerta para no dejarla pasar. ¿Creíste que no la ibas a necesitar? Pero que ignorante y soñador puede ser el ser humano, ¿verdad chiquillo? Te hundirás, pero esta vez no estaré yo para hacerte emerger. Me he cansado de esperar y sufrir. Voy a buscar mi felicidad, pero no voy a escoger tu camino. No pienso seguir tus pasos, porque yo soy más inteligente que tú. Y cuando consiga todo lo propuesto seré la mujer más feliz del mundo.

 
Porque voy a buscar la verdadera felicidad. La eterna. Mi felicidad, y lo haré contigo o sin ti, pero te garantizo que LA ENCONTRARÉ. 


 

10 comentarios:

Jared dijo...

Hola!

pues nada a conseguir esa felicidad =)

un saludo

Magdalena dijo...

Gracias por comentar Jared =)

Marco Ramírez dijo...

Amiga, tienes un gran talento para redactar escritos, este con una gran reflexión.

Espero que salgas a buscar y logres encontrar esa felicidad, la real.

Saludos y un beso, Magda.

Magdalena dijo...

Muchísimas gracias Marco. No sé cómo agradecerte que leas todo lo escribo... eres genial.

Un beso.

Anónimo dijo...

Me encanta tu manera de escribir... tus palabras... llegas al corazón de un modo tan sutil que emociona... Gracias y que ambas encontremos esa felicidad escurridiza...

Anónimo dijo...

Exitos.... muy bien te agradezco compartirlo con el grupo de docentes que manejo en Ecuador..... saludos
Andres B.
eq.ador@hotmail.com

Anónimo dijo...

Que lindo esciribis!
Realmente te felicito y espero que puedas encontrar esa felicidad que tanto anhelas!
Que la encuentres pronto!
Yo la encontre en Dios, el es mi Salvador. El que me salvo de la otra felicidad, la "momentanea". Pero me mostro que la suya es para SIEMPRE!, porque es eterna!, igual que su amor!.
Realmente deseo que puedas encontrarla en Dios!, y estoy segura de que si buscas de corazon, la vas a encontrar!
Adelante!
Un abrazo!

Alicia dijo...

Hola!!
me encanta tu blog
pasate por el mio y me comentas please es:http://estarcontigoeslomejordemivida.blogspot.com/

Magdalena dijo...

Muchísimas gracias por haberme escrito tan maravillosos comentarios. De verdad que es toda una alegría sentirte así de recompensado... MIL GRACIAS A TODOS.

Alicia, ahora mismo me paso :)

Sofía López dijo...

Hola...
tienes una gran forma de escribir
creo que ya muchos te lo han dicho
yo solo escribo historias
pero tu una bellisimas reflexiones
pasa por mi blog:
http://historiasuspenso.blogspot.com/