"Escribir es la manera más profunda de leer la vida" Francisco Umbral


No se es poeta por saber leer, ni renombrado escritor por saber escribir. Los grandes hombres son los que saben, se proponen metas, se esfuerzan y las alcanzan.

jueves, 6 de octubre de 2011

Imagina que desaparece la luna

Imagina que mañana desaparece la luna y nadie vuelve a verla jamás.

Imagina que en cada cráter esconde un secreto mío, gritado en el silencio del atardecer esperando ser recibido por ti. Imagina que mañana desaparece la luna y nadie vuelve a verla jamás... 


Imagina que su destello plateado, aquel que atraviesa tu ventana todas las noches y se cuela entre tus sábanas buscando tu cuerpo, es mi alma deseando unirse a ti, que te cuida y te protege cuando te dejas caer en los sueños más profundos. Imagina que mañana desaparece la luna y nadie vuelve a verla jamás...

Imagina que las cuatro fases por las que pasa el lucero son una representación de mi amor por ti. Crece y crece todos los días, sin medida hasta que pleno y agotado de tanto amor disminuye. Imagina que mañana desaparece la luna y nadie vuelve a verla jamás... 

Cuando no hay luna en el cielo, cuando no se ve, no significa que te haya dejado de amar, sino que el sol no alumbra a la luna, y esta se vuelve tan triste que se esconde y desaparece un tiempo, pero vuelve a resurgir con más fuerza que nunca deseando estar bella y llena, para su sol, para tí, Mi Sol. Imagina que mañana desaparece la luna y nadie vuelve a verla jamás... 

Imagina que las estrellas que la rodean son el número de veces que pienso en ti cada día. Imagina que las estrellas fugaces que pasan delante de ella son las lágrimas que los recuerdos me han hecho derramar. Imagina que mañana desaparece la luna y nadie vuelve a verla jamás...

Si la luna desapareciera y esta fuera la última noche que podrá cuidarte, alumbrarte y demostrarte mi amor... Si mi luna no volviera a aparecer jamás querría que esta noche fuera especial... Si esta es la última vez que la luna romperá la monótona oscuridad de la medianoche quiero compartirla contigo, hacer nuestra la luna, mostrarte mis secretos mejor guardados y fundirnos en ella. Con el destello más potente me haré tuya... seré parte de ti.

Imagina que mañana desaparece la luna y nadie vuelve a verla jamás... Esta noche la luna será más resplandeciente que nunca si tú y yo compartimos juntos sus últimas horas, su luz nos dará tranquilidad... y cuando esta desaparezca, con el último beso, quedará un bello recuerdo... Imagina que mañana desaparece la luna y nadie vuelve a verla jamás... no importa, yo seré tu luna y te daré mi eternidad. 

Agua que se escapa entre mis manos

Te siento igual que el agua entre mis manos... siento como te escapas.

Durante un tiempo me hiciste olvidar todos mis malos recuerdos, me hiciste volver a sentir... pero ahora siento que te vas. Siento que tus ojos ya no buscan los míos. Siento que tu sonrisa ya no quiere saludar a la mía. A veces te siento cerca, muy cerca... tanto que desearía ponerme a gritar y decirte cómo me siento. Me gustaría desgarrar mi garganta pidiéndote que por favor me mires. Sin embargo otras te siento tan lejos...

Siento como te escurres y por mi cabeza se pasa mil veces la idea de que me estás empezando a ignorar. Y ahora entiendo perfectamente la famosa frase "solo sé que no sé nada" porque ahora mismo no sé nada. No sé lo que sientes y no tengo ganas de saberlo... no quiero desilusionarme más. Sé que me va a costar mucho y que va a ser duro, pero yo ya no tengo ganas de luchar por esto. Ojalá me demuestres lo contrario y me hagas ver que en verdad merece la pena pasar por todo esto... pero ya no puedo más. No puedo verte pasar y no hablarte, no puedo dejar de sentirme así de sola.

Viviré estos días con la esperanza de que se me olvide pronto el roce de tus manos y la fuerza de tus labios. Se acabó esta historia... aquí ya no hay nada más.

Ha llegado el momento de decirte adiós porque ahora mismo te siento igual que agua que se escapa entre mis manos... y no puedo retenerla.