"Escribir es la manera más profunda de leer la vida" Francisco Umbral


No se es poeta por saber leer, ni renombrado escritor por saber escribir. Los grandes hombres son los que saben, se proponen metas, se esfuerzan y las alcanzan.

miércoles, 15 de febrero de 2012

¡Feliz Post - San Valentín!

No creo que sea la única chica en el mundo que suspira al oír "catorce de febrero". Es cierto lo que se dice, es un día comercial, un día inventado para comprar y consumir. Una colonia por aquí, un peluche por allá y sí, quizás una caja de bombones. Pero a fin de cuentas es un día en el que, al márgen de todos los añadidos materiales que se pueden asociar a la fecha, el regalo más grande que puedes ofrecer es un te quiero. También es cierto que no hace falta que exista una fecha para expresar lo mucho que queremos a alguien, eso es algo que debemos demostrar día a día. Sin embargo, ¿qué tiene de malo establecer un día especial dedicado únicamente al amor? 

El amor es el rey del mundo, yo estoy segura de que una persona no puede sobrevivir sin amor. Desde el primer segundo de nuestra vida entramos en contacto con él, somos el fruto del amor entre dos personas. Antes de conocernos, de poder tocarnos y vernos, nuestros padres ya nos quieren con locura. Y siendo bebés no podemos vivir sin nuestra cariñosa mamá ni sin ese papá al que se le cae la baba cada vez que sonreímos. Nos vamos haciendo mayores y nuestros amigos pasan a ser lo más importante del mundo. Y así, poco a poco, una amistad pasa a ser algo más especial y luego, salta la chispa mágica. Sin habernos dado cuenta, nos hemos enamorado. Podemos haber sido unos renegados del San Valentín y haber entrado en discusiones con los más moñas de nuestro grupo por ello, que en el momento en que tenemos a una persona día y noche en la cabeza eso deja de importar, llegará el catorce de febrero e irremediablemente pensaremos: ¿pasará algo?

Quizás algunos 14 de febrero sean más calmados que otros, pero estoy segura de que una vez que te enamoras de alguien por primera vez no vuelves a pasar un San Valentín sin que este día te despierte un poco de magia en tu interior. Dudarás, y no sabrás si decir al chico de los ojos brillantes que le quieres será lo más correcto, pero lo más probable es que por tratarse de este día se lo digas. El intento de expresar lo que sentimos nos generará miedos, nervios... y magia, mucha magia. Podéis llamarme romanticona o decirme que estas cosas no son así o que vivo en las nubes, pero todavía no he conocido a ninguna mujer a la que no le haga ilusión que le regalen un ramo de flores, o a una chica que no haya soñado nunca con que el chico que le gusta le regale un clavel y un beso a la puerta del instituto, o una niña que no sonría cuando reciba una notita en la cajonera del pupitre y un tierno besito en la mejilla del chico más guapo de la clase.

El 14 de febrero no se trata de comprar, ni de decorar la casa con corazones, ni de ser cursi... todo eso será compatible o incompatible dependiendo de la persona de la que se trate. Lo que realmente hace ilusión en un día como ese son los pequeños detalles, que son siempre los más bonitos. Quizás un te echo de menos, un giño o directamente un te quiero, eso forma parte de la originalidad y el sentimiento que reine en cada uno. Lo que está claro es que una demostración de amor nunca está de más y qué mejor que un día tan señalado como el día de San Valentín para hacer saber a esa persona que la tenemos muy presente en nuestra vida y en nuestro corazón.



Así pues, espero que todos hayáis pasado un bonito San Valentín, que os hayan sorprendido o al menos hayáis sentido esa magia de la que hablaba antes. Sentir, poder amar... es un gran regalo, así que no lo desperdiciéis. ¡Feliz Post - San Valentín!


No hay comentarios: