"Escribir es la manera más profunda de leer la vida" Francisco Umbral


No se es poeta por saber leer, ni renombrado escritor por saber escribir. Los grandes hombres son los que saben, se proponen metas, se esfuerzan y las alcanzan.

martes, 29 de mayo de 2012

En el mundo de las medias sonrisas.

No existe dentro de mi otro impulso que el de contarte mis alegrías, lo bien que me siento tras estos logros que tanto me ha costado sacar... Recibo noticias y lo primero que pienso es en contartelas, pero no puedo. Es en ese instante cuando se cae el mundo porque cualquier motivo de felicidad es menor si no lo comparto contigo. El inconsciente sigue estando ilusionado y no para de jugarme malas pasadas del estilo "ya verás cuando se lo cuentes a..." pero no, no es posible. Qué difícil es dar tiempo a alguien que no sabe lo que sentir, qué complicado es amar y esperar a que te amen, estar en el medio sin saber qué camino tomarán los hechos, tener que ser paciente cuando más impaciente se es. ¿Habrá más te quieros para mi? Me duele pensar que cabe la posibilidad de que la respuesta sea negativa. Me asusta sentirme sola otra vez. Se me antoja amargo el sabor de los besos que no sean tuyos. Se me va de las manos, me impaciento, tiemblo... hace unos días que me siento incompleta, mi otra mitad se sienta en tu cama todas las noches y te contempla cuando duermes, así al menos en sueños, estamos juntos y puedo disfrutar de tu aroma. Así, al menos, puedo sentir tu respiración sobre mi pecho y acompasarla a la mía como tantas otras veces hice, como si nada hubiera cambiado. Aún así, el miedo persiste al no salir de mi más que medias sonrisas. Porque sin ti, no puedo ofrecer más que eso.


No hay comentarios: