"Escribir es la manera más profunda de leer la vida" Francisco Umbral


No se es poeta por saber leer, ni renombrado escritor por saber escribir. Los grandes hombres son los que saben, se proponen metas, se esfuerzan y las alcanzan.

jueves, 14 de febrero de 2013

¿Un error? No lo creo.

Todo lo que parecías querer conmigo se esfumó... como una pequeña chispa arrasada por el último soplo de viento en una noche de San Juan. Tuve que aceptarlo y a pesar de que sabía que jamás conseguiría nada seguí intentándolo, no tiré la toalla. Me hice falsas ilusiones y soñé, dormida y despierta, a sabiendas de que no volvería nunca a ser estrechada entre tus brazos. Pasaron los meses y me iba aferrando a las pocas esperanzas que me quedaban y buscaba motivos para sonreír en pequeños detalles en los que en realidad no había nada. Fallo mío, lo sé... fue un fallo mío continuar luchando sabiendo que la realidad estaba llamando al otro lado de la puerta y no quererla abrir. ¿Pero qué podía hacer? Verte todos los días e intentar olvidarme de ti suena más estúpido todavía que luchar por una causa perdida. Sabía que llegaría el día en que partirías de mi vida para siempre, dejando a tu paso el ligero rastro del olvido. Sabía que ese día me preguntaría si tú fuiste un error, si no debería haberte conocido, si debería haberte rechazado desde un principio. Pues bien, ese día ha llegado, hoy te has marchado y has dejado un gran vacío en mi... he perdido una vez más. Me he hecho todas esas preguntas y la verdad, me costará olvidarte, y sé que mi subconsciente seguirá recordándote cada minuto. Me maldeciré mil veces por haberte dejado entrar en mi corazón... pero en el fondo sabré que quererte jamás fue un error.
 

No hay comentarios: